AQUEL BESO

 

Marianela Puebla

 
Como aquel beso prohibido
súbito, intruso
se quemó en la tarde
en las pupitas de un gato.
 
Ese encuentro de labios deseosos,
desnudó los cristales de la ironía.
Más tarde, no hubo reproches,
el roce dejó su tibia huella
y anidó en la misma sangre.
 
Beso tierno, beso insolente,
osado, crepuscular,
apagó las luces de la sensatez
y la pasión soltó el sueño carnal
en la selva del espíritu.
No hubo nada que decir,
ese beso se perpetuó en los labios
adueñándose del momento.
Aún quema su contacto insaciable.
Aún enciende la piel la flama
de su llamado
que se niega a extinguirse.
 
Ven a mí, ven,
que muero de muerte estelar,
como estrella enferma esperando que regreses
y robes todos mis besos.

5 comentarios to “AQUEL BESO”

  1. BUENISIMO……
    maira cristina
    poeta del mundo

  2. que bueno seria que todas las personas trasmitieran sus sentimientos con poemas como esto ,significaria tener una pasión viva por siempre …que cada dia recordaria con alegria. ktgc

  3. Gracias Karina, para mí escribir es un escape del corazón. Saludos cariñosos de Marianela Puebla.

  4. HAY MUCHA INSPIRACIÓN EN EL POEMA, TE FELICITO! MARIANELA. ME GUSTÓ MUCHO.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 35 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: