A una mujer inexistente

 

Hay una mujer

no sé donde

ni en qué lugar

que no he visto

ni conozco.

Sólo sé que ella

está allí ,

esperándome

tranquila, triste

y sola

y yo sin querer

la voy mirando,

entre todas.

La voy buscando,

entre la multitud.

Trato de ubicarla,

en cada esquina,

en cada verso o canción,

en cada rincón,

sin mucha prisa.

Hasta que de repente,

un buen día,

la encontré y la miré.

Y supe que era ella.

Mi musa soñada,

y bella,

la de nobles sentimientos

y dueña de mi corazón,

la que entendería,

mis virtudes y defectos,

y quien sería

compañera de mi vida,

y dueña de mis sueños.

Pero…

hoy reiniciaré ,

su búsqueda, nuevamente,

en un incansable andar

pues no era ella.

¿Dónde la encontraré?

parece que nunca,

pues ella ,

no existe.

 

Autor: Enrique Orlando Rivas Celis

Anuncios

4 comentarios to “A una mujer inexistente”

  1. muy buenoooooo
    abrazos
    maria cristina

  2. Me encanta, hoy he soñado con una chica, la cual parece ser mi novia en el sueño, era divertida y me gustaba sin ni si quiera ver su aspecto pero lo mejor de todo era que me quería.. ojala existiera esa chica en la realidad pues al despertarme vuelvo a la soledad.. solo, triste y sin encontrarla..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: