ACROBATAS

 

Las rodillas le molestaban

el desborde de los pasos faltantes

ocasionaba sobresaltos imaginarios

tantos lenguajes en embarcaderos poco usados

por el abrazo de su pies..

Primero creyó que era una broma

el discurso insomne de un paraíso simbólico

el aliento como aguardiente ejecutando catálogos

de vida,sobrevida

kilómetros de jazmín silvestre, semblantes de aguas

dijo, nunca se cruza dos veces el mismo río…

lo repitió para convencerse

igual titubeo…

desoyendo las leyes inmediatas de lo que debe hacerse

se inundo de alegría repentina

tomo las láminas que sostenían la armadura de escamas

y lentamente se despojo de equipajes paradójicos

que paralizaban el vuelo..

paso a ser equilibrista, contorsionista

ya no necesitaba el espacio telúrico de sus rodillas

somos acróbatas me dijo

somos, le conteste.

Claudia Ainchil

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: