AUTOR DESCONOCIDO

 

Relato

Venancio (Pocho) Rivero – Uruguayo residente en Suecia

 

Habían transcurrido varios años de segunda guerra mundial, estábamos en 1943, si no me falla la memoria. Teníamos varios compañeros europeos que sus padres llegaron disparando de la guerra donde morían indiscriminadamente, y todos querían conservar la vida― hacia en estos países donde reinaba la paz y la tranquilidad.

 

Tenía apenas doce años cuando dejé la antigua escuela Bolivia, pero antes quise dejar como recuerdo un poema de mi autoría. Ustedes se imaginarán lo que puede escribir un niño de doce años, pero dediqué todo mi tiempo posible en hacer una poesía, como agradecimiento. Allí coseché grandes amigos, y tuve la dicha de tener una maestra, que aún recuerdo… El poema comenzaba así:

                                           “Escuelita yo te brindo

                                            mi más humilde homenaje

                                            en el más puro lenguaje

                                            que yo quisiera más lindo…”

 

Recuerdo que hablaba de los pájaros que anidaban en el alero de la escuela… Antes de retirarme fui a la dirección, hablé con la directora, le entregué el poema y me fui.

 

Los años fueron transcurriendo y nunca más pensé en aquello que había escrito siendo aún un niño. Pero cierto día, un compañero de trabajo, orgulloso de su hijo por las notas que traía, me empezó a mostrar sus cuadernos.

 

¡Qué sorpresa!, mi vieja poesía estaba en el cuaderno del niño, después de cincuenta años de haberla dejado la escuela. No dije nada en absoluto, pero lo más ingrato fue que al final de mi poesía decía: “Autor desconocido”.

 

Ahí me di cuenta que los niños pobres no eran tenidos en cuenta. En aquellos años, había muchos niños huérfanos, pobres al extremo, que fueron sin duda mis mejores amigos; todos rondábamos la pobreza.

 

Aún recuerdo a una directora, que le había arrancado la oreja a un niño. Esa directora, tenía diez o doce niños bien pobres, para llevarlos al frente de la clase y exhibirlos como niños sin roce social. Sin embargo, fue todo lo contrario: de ese grupo de compañeros salieron grandes valores, en la cultura, en el deporte y en la actividad cotidiana.

 

Entre las maestras, había una que llamábamos “Srta. Blanca”. Esta maestra comprendía y sufría al lado de los niños pobres… y compartía su merienda. ¡Qué belleza de persona! A todos los niños por igual los consideraba como de su familia.

 

En una ocasión me hice “la rabona”. Me quedé con otros amigos bañándonos en el arroyo Miguelete. La maestra se enteró, pero no llamó a nuestros padres; nos reunió y nos advirtió que no debíamos hacerlo más. Sus palabras cayeron muy bien en nuestro grupo, era un lujo de maestra y no queríamos defraudarla.

 

Eran años muy difíciles, los pobres fueron siempre los eternos postergados de la historia, en la escuela se veía la diferencia, pero a veces hay anécdotas que nos traen al recuerdo cosas muy bellas.

 

Un día inesperado, conduciendo el taxi en que trabajaba, al pasar enfrente a la ex escuela Bolivia, la señora mayor que viajaba como pasajera me comentó que había sido maestra de esa escuela durante los años 1938 y 1945. Puse mucho interés, eran mis años de escuela… la miré a través del espejo retrovisor, y le pregunté si no le decían “Srta. Blanca”.

 

¡Qué agradable sorpresa!, ¡era mi maestra del alma! Cuando llegamos a destino nos dimos un abrazo y un beso, con esa venerable anciana, como si se lo diera a mi madre. La encontré muy viejita, pero con la misma dulzura de siempre. La visité algunas veces, y ella siempre recordaba con mucho amor a sus alumnos.

 

Ya muy anciana se fue de este mundo, dejando en los que aún la recordamos todo el cariño y el amor, como una maestra ejemplar y humana. Para ella… ninguno de nosotros fue un “desconocido”.

 

 

 

Anuncios

2 comentarios to “AUTOR DESCONOCIDO”

  1. qué lindo escribes! felicitaciones, me llega al alma, mis cuentos que algún día leerás tienen sabor del campo, de las flores, de los amores tiernos, en fin me has conmovido.

  2. Tanta historia contada atravez de tus letras de manera que la digerimos
    tal cual,exquista manera de llevarnos de la mano en esas vivencias ,mi aplauso a tu talento escritor, me agrado detenerme y realmente un halago y honor buena tarde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: