Como decía mi abuelo

 

Hago mío

el recuerdo del porvenir

por lo profano y rústico

estoy prisionero de su pasión,

pero me alcanza su punta

filosa.

¡Hay… que sí con mi memoria…!

¡Hay… que no con cuanto olvido…!

Su acero comienza el despieze

para ponerme de cabeza.

Siempre se repite

vuelve siempre

Vuelve,

teclea mi piel

y es la desmemoria

que persiste despanzurrando

mi cante

y acaba en las jodederas.

¡Hay… no tener en el olvido…!

¡Hay… que sí con mi memoria…!

Juan Disante


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: