Elegía A La Amada Muerta

 

Los fúnebres acordes

De una vieja sinfonía,

Anunciaban la noticia triste

De tu definitiva partida.

 

Hasta tu féretro llegué

Con llorosos ojos te vi,

Cual lánguida y pálida

Sin hermosura estabas ahí.

 

El barnizado féretro negro

Cuidaba sigiloso su tesoro,

Que la muerte le regaló

Incluidos tus bellos ojos.

 

Los labios que un día besé

Cerrados estaban sin color,

Y tus manitas entrelazadas

Cual pétalos muertos de algodón.

 

Tu risa, tu risa desapareció

Al igual que tú, murió….,

No volveré a escuchar tu voz

En noches de ternura, de pasión.

 

¡Oh¡ muerte, que infame eres

Al apartarme de mi amor,

En tu raudo y silencioso andar

Los enamorados, son tu amor.

 

Ya repican campanas de dolor

Anuncian que mi amor murió,

Y que un sepulcro la espera

Para hospedarla en su interior.

 

Antes de que seas sepultada

Quiero regalarte esta flor,

Ella te acompañará siempre

Como fiel testigo de mi amor.

 

Y cuando aquella triste sinfonía

Mis oídos vuelvan a escuchar,

Llorando, llorando te recordare

Con lágrimas de amor, y de dolor.

 

Luis Eduardo Restrepo Morales

Febrero 20 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: