HECHOS

 

Tu hermosura me destruye.

Como una visión cegadora,
me hace voltear violentamente

y mirar hacia lo que se puede comprender.

El amor me sostiene en éxtasis,

me traspasa su luz dolorosa,
me hiere su indecible verdad,

me mueve en un giro de tan quieta plenitud.

En vano te persigo.
Tu sexo, tu aliento, tu nombre: trinidad de lo imposible.

Un ejercito de ángeles resguarda con espadas de fuego,

cada gruta dorada de tu cuerpo,

vigila el milagroso acontecer de tu crecimiento,

el sedoso tacto de tu revelación.

Cruel parásito de mi conciencia, estrujas mis sentidos,

pones en mi boca una palabra muerta,

algún gesto de Cristo revivido.

Pones a mis pies alas invisibles,

me haces ser crucifijo andante.

Te di mis brazos y los echaste a los perros,

te di mi corazón y lo quemaste con la hierba,
con mi cabeza has hecho una pelota

tan dura como una piedra.

Y ahora que nada tengo, todo aún te ofrezco:

todo este amor palpitando sin recipiente,

flotando por su propio peso.

Si alguna vez muero como ahora,

alguno entre la multitud habrá sido testigo.

Allí, solo allí, en su corazón escanciado como una copa,

vivirá el resplandor, el ademán ausente.

Aleqs Garrigóz


Una respuesta to “HECHOS”

  1. ESTA SUPER BIEN ME HISO SENTIR ENTRE DOLOR Y PASION

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: