La Bella, “compañera campesina”…

La Bella, “compañera campesina”…
La correo heroína.
Nunca supe su nombre verdadero, o quizás el tiempo y los métodos de compartimentación inculcados por la organización hasta los meros tuétanos han hecho que me olvide hasta de su seudónimo, solo recuerdo su estatura pequeña, su piel morena y su sonrisa rápida de diente al labio por la mas mínima “tontería”. Si tenía 15 años eran muchos, o quizás eran pocos pero su edad mental superaba su edad física. Su educación la había adquirido en la guerrilla, de buenos modales, con un gran disposición a las tareas y una mentalidad crítica y reflexiva, a pesar de corta edad.
Su humanismo residía en su entrega total a la revolución, no era la gran intelectual pero manejaba principios básicos suficientes para apoyar la lucha y arriesgar su vida por la causa de su pueblo, no sé como llego ni como se incorporó a nuestra unidad, es muy probable que algún compa de la zona se la había “jalado” y ella habrá expresado su deseo de pertenecer a la guerrillas de Cayetano Carpio.
Era de origen campesino y bien pudo haber sido del Volcán de San Salvador, pues conocía perfectamente bien la zona, por eso era correo, mas bien desempeño esa tarea cumpliendo con una orden del compañero Domínguez uno de los jefe de la Dirección del Frente Metropolitano y de esa guerrilla del frente que operaba y tenía su base en la zona del volcán de San Salvador.
La vez que desapareció, una mañana tibia de un día cualquiera de 1982 se le había enviado a cumplir tareas de correo, pero en el trayecto del Cantón Cuatro Santos a Quezaltepeque fue detectada por el enemigo, hubo algún soplón que sospechaba de su “ militancia clandestina” y la delató cuando viajaba en esos “pickats” de transporte liviano que acostumbran a recoger pasajeros por unos céntimos entre la zonas rurales y urbanas.
Se supo que el retén de la PH o GN de la fábrica de hierro Corinca, a la entrada de la ciudad, la capturó y en el interrogatorio fue torturada violada, asesinada y sus restos desaparecidos.
La bella se mantuvo. No hablo ni delato a nadie ni tan siquiera dio al enemigo la ubicación de la zona del campamento, de lo contrario el ejército nos hubieran caído de sorpresa, o se hubieran notado mas de lo necesario el incremento de controles y retenes hacia el volcán; tampoco la utilizaron para reconocer y señalar guerrilleros que en alguna misión subían y bajaban por la calle del cerrito hacia las fincas de café.
Bella fue leal a sus principios hasta los últimos minutos de su vida, su consigna fue revolución o muerte.
Murió como muchos miles de salvadoreños combatientes y militantes con el puño izquierdo en alto y la creencia de cambiar para siempre su situación de hambre, explotación y miseria, murió abrazando la causa de la Alianza Obrero-Campesina de la que nadie quiere recordar, la alianza que incomoda a la izquierda oficial. Lo olvidado y lo prohibido de la historia en la izquierda salvadoreña, lo que pudo ser y no fue, lo que para muchos fue traicionado desde adentro.
Por eso la Bella, como otras miles de mujeres anónimas de la guerrilla es una heroína digna de recordar, de seguro que antes de su muerte se rió del enemigo se burlo de sus verdugos, los escupió no dio su brazo a torcer, prefirió la muerte a la traición, porque fue educada para ello, creyó en la Revolución.
La Bella frecuentemente viene a mi memoria y me acompaña en mis horas de infortunio, al recordarla mis ojos se me humedecen y se me hace un nudo en la garganta, por su ejemplo y modestia, su sencillez y rebeldía por su estatura moral de gigante. El eco de su sonrisa niña todavía ha de retumbar bajo la sombra de los cafetales o las quebradas del Jabalí, y los que la mataron no podrán conciliar el sueño de haber asesinado a una criatura que dentro de los peligros a que se exponía, amaba y luchaba por una vida mejor de la que hoy tenemos, por eso quiero sacarla del olvido tal como era, con su piel morena, su sonrisa fácil del diente al labio su consecuencia y lealtad revolucionaria, lo que muchos dirigentes de izquierda ya olvidaron…. “Tened cuidado Venancia… compañera campesina”…
(Ricardojaime).
Suecia, 19 de agosto del 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: