La mujer que me llevó a la cama

  Rolando Revagliatti

 La mujer que me llevó a la cama tenía treinta años. Me acorraló, me tomó por asalto. Con desparpajo, me hizo guiso. Desabotonó mi camisa fucsia de mangas cortas, boca a boca deslizó su chicle dietético, bajó el cierre de mi pantalón de corderoy y tanteó. Su olor, su inconmensurabilidad, me pudo cuando yo estaba en otra. Hasta entonces me habían bastado el ajedrez, mi empleo en la empresa de mis tíos, el físico-culturismo, la religión, Héctor, o Luis, tostarme. Me logró calentar lo justo, lo imprescindible. Y la monté…, mamá.

 

Anuncios

3 comentarios to “La mujer que me llevó a la cama”

  1. no es verdad que hombres y mujeres se parezcan…la mayor distancia es la que tan bien describes. ¿será la edad?¿serán los años de abstinencia? o será, simplemente que para que el fulano no me atrape, debe ser con la inteligencia sensual, el toquecito leve,la mirada justa…tal vez el olor. Elijo el olor, debido al respeto que siento por el primer sentido del humano.Felicitaciones!!! Carmen

  2. Muy buen relato Rolando como todo lo tuyo!

  3. malo, pesimo relato, no tienes idea tio lo que escribir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: