LA PESADILLA DE VIVIR

 

En el vacío del horizonte agreste

Se pierde fina lumbre,

En un lírico espejismo

la existencia crea un orbe

De fantásticos candiles,

En el devenir invisible

se dirige la energía tras las huellas perdidas

En lejanas atalayas,

De amarguras y heridas

Y se afina el oído

Buscando el eco de una sonrisa

Pero todo es abandono,

Cual despojo tras su tumba

Y se transita enredado

En la propia telaraña

Y parece de hace tiempo

vive la muerte en el hombre,

al ser tan rápido el latido

y no hay tan solo un instante

para trazar auroras de felicidad.

 

Fidel Alcantara Levano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: