Madre por una violación

 

(Marzo 1995)

Socorro Carranco

 

Mamá, gracias por dejarme vivir. Soy producto de una violación. Por eso te agradezco las noches en vela, cuando me dio sarampión, cuando la fiebre no cedía, y tú me llevaste en brazos al hospital el día de tu cumpleaños. Como olvidar que dejabas tu estómago vacío para llenar el mío de hambre nueva, y por las noches hacías mis vestidos a mano, mientras yo dormía con el ángel de mi guarda. Como olvidar que sacrificaste tu juventud por cargar conmigo. Aprendiste a ser madre de tiempo completo, lavando y planchando ropa ajena. Gracias por arrullarme en tu regazo, perdonarme por no ser hija del amor.

A veces te cansabas de ser madre, tu mirada triste me lo decía. Sé que soñabas con el amor, y en esa permanente espera, quedó tu sueño. Por eso ahora que soy madre, comprendo tu inmenso sacrificio, y donde quiera que te encuentres madre mía. ¡Gracias por dejarme vivir!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: