SENTIRES DE LA VIDA

 

A la vida le es grata

la brisa del nuevo año,

donde el viento escribe

palabras eternas,

los horizontes de luz en

la naturaleza y la negrura

de la noche que se esparce

a lo largo de soleados

senderos de Cipreses.

A la vida le es grato

el canto de la naturaleza,

donde se escuchan las voces

de los mares y de los sueños.

Me acercaré ese día a tu hermosura

llámalo amor ó como quieras,

ha devenido el sueño más hermoso,

aquel lúgubre día de invierno.

Amanece,

A gatas por la ventana,

robando los sueños que van

entre mi mente y la almohada,

como un relámpago inesperado.

Ya sé que tú me conoces,

estarás conmigo siempre

con tus ojos velados por la niebla,

tu gloria está colmada,

tú no has muerto.

¡Oh, príncipe encandilado

por un sol tornasolado.

Ves llegar con terror las largas horas,

sentir la quietud de un vacío,

escuchar un silencio profundo

que es la verdadera música,

cerrar los ojos… y temblar de frío.

 

Patricia Elena Vilas

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: