SERPENTINA DEL TIEMPO

En el ruinoso zaguán de los exilios
cincelo fonemas,
atrapo imágenes,
acuño palabras.

Rodeado de cerros verdiazules,
se juntan los vientos que mueven
mil molinos,
y
las hojas entonan
su danza circular
elevándose al cielo gris
del junio irapuatense.

Voy andando,
¡no! cojeando,
por los caminos del hombre
y
de
Dios.

Mientras,
las campanas de la Catedral
cincelan la tarde
que quiere dormir
a pesar del eco de los pasos
del rebaño que marcha silencioso
y
de las bocinas malhumoradas.

Enciendo la parafina
de un poema triste,
una ecuación de amor
sin resolverse.

En la serpentina del tiempo
las palabras marcan un camino
de fuegos interiores
donde toda la genealogía
de los colores
es puesta en discusión
como la clausura ambigua
de un tratado de paz.

Daniel Gorosito


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: