INTIMARIO II

  I

EL VIENTO…

 

 

El viento.., nunca nadie supo cuando

Ni desde donde comenzó a soplar

Primero, suavemente entre las hojas de la floresta

Fue desgajandolas como si fueran alas de angeles

Marchitas que intentanban su poster vuelo

Antes de caer a la tierra y convertirse en humus

Materia primordial en las retortas mágicas

de la primavera y en el aroma a nardos recién amanecidos

 

Después, el aire se lleno de lamentos quedos

Como suspiros de hombres muertos

Al paso del viento por las ramas vacías

Mientras el cielo se oscurecia entre nubes de tormenta

Y un aroma de cirios funebres se exparcía reptante

Oscuro y fatídico ensombreciendo

La pristina claridad del día

 

El peso del cosmos aplastaba las sombras

Era yá la hora del angelus cargada de misterio

Cuando el corazón golpea las cerradas puertas

Que no se abren a los tristes solitarios

De bolsillos vacíos, miradas perdidas

Y descuajados anhelos.

 

Las rachas de viento crecia a borbotones

Desbordando el inescrutable impávido Universo

Y las circunvoluciones indiferentes de los astros

En su danza elicoidal sin tiempo

Se despeinaban los cabellos del silencio

Con los ojos cuajados de lágrimas

como un cántaro vacio

que se quebro inremediablemente

en un mar de pestilente cieno

 

Los relojes detuvieron azorados sus pasos

Para que pasara el viento entre aullidos

De lobo gris desoladoramente solo

Como sombrero abandonado

Sobre un banco de plaza

Una tarde de Octubre sin azahares ni cerezos

los perros azules andaban olfateando en las calles

con ocicos sangrientos…

 

Y los pájaros desandaban sus alados trazos

En un cielo de tinta y cartón prensado

Penúltima trinchera donde tenazmente resiste

El sueño del que sueña con imposibles reinos

Donde el León y el Cordero convivan como hermanos

Después de haberse consumado

El último misterio de el arcano…

 

El viento barrió con todos los aromas

De maiz tierno

pan recien horneado

y aquel olór a sudor en mamelucos raídos

trajes mal planchados

calendarios borrachos de su tinta

A camas de hospital y jardines enrejados

 

Solo quedo el silencio malherido

De un cordaje azul y destrozado

Entre jarcias moradas de horizontes

Donde el viento, finalmente

Se enrolló como una cansada fiera

En su cubíl secreto

Cual un titán cansado

 

El viento pasó..,y pasó el tiempo

Y casi nadie recuerda hoy al sombrio viento alado

Que pisoteó las flores silvestres de la pampa

Seco las aguas de las fuentes

Tronchó los campanarios

Despojó a los arboles del gorjeo de pájaros

Dejando destrozados sus nidos en el suelo

Que con tanto amor contruyeran

Cuando la primavera reverdecia el campo

 

Algunos creén que fué una pesadilla

Otros una exageración – no existen vientos de esa naturaleza –

Además si sopló asi, alguna razón habra tenido

Como ven, no se ha llevado a todos los pájaros

Solo algunos inútiles gorriones que nadie echa de menos…

Afirman muy orondos con profundos aires de sabios

 

 

Mientras otros aprietan fuertemente los labios

Y miran con pavor hacia los cielos

Con temor de que vuelva a soplar el viento

Con voz ronca de tigre hambriento

Y enormes ojos fatídicos

En la densa noche relumbrando como luces fatuas

Desde un horizonte de terror y duelo

Una noche cualquiera de un mes sin nombre

De un algún oscuro año.

 

 

II

 

EL ONIRONAUTA

 

Para llegar al reino de la luz

Hay que transitar los mas oscuros senderos

Con el alma tiritando de espanto

Deshacerse la piel entre las rocas

Destrozarse las manos en los espinos

Chapotear el pestilente cieno de las charcas

Ahogarse en amargos mares de llanto

 

Para llegar al reino de la luz

Hay que ir tapizando el camino

Con cadaveres de sueños pequeñitos

Flores marchitas de esperanzas

Y apagadas estrellas de silencio

Naufragando la inconmensurable

Vaciedad de un cosmos helado

 

Para llegar finalmente al reino de la luz

Hay que golpear el corazón contra las sombras

Como si fuera un Laber sagrado

Desgarrando las tinieblas una y otra vez

Hasta que se encienda en igneas llamas

Develando la incógnita que nos tiene cegados

 

Solo asi nos creceran las alas de quetzal

Y podremos remontar el vuelo

Cantando alegremente hacia lo alto

 

 

 

Julio Flores. Eskilstuna 14 de junio de 2010

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: