MIRARME A LOS OJOS

 

I
¿En qué triste, endemoniado espejo,
en que vidrio de amor, con qué tajo
me miro a los ojos, sin atajo,
y sin marcas en su fiel reflejo?
¿En qué Paz me miro, gente buena
si todo es ala sin aire, y todo
busca en su palabra el acomodo
para luego mirar la bolsa llena?
 
Me miro otra vez más no consigo
ver mi rostro al lado del amigo
sin su abrazo tibio, fiel, confiado.
Y voy con mis ojos sin cuidado
sin ahondar la huella y su candado.
¿Dar a mi otro Yo, la flor y el trigo?
 
II
Me veo sin ver ¿Cuál es el fondo
de este no verse en cúspide y altura
si viene del fondo la pavura
de hundirse sin más, hondo, más hondo?
Inclino la balanza en esta suerte
del alma que aqueja tanta alquimia
y en pleno equilibrio -voz y arritmia-
se apresta al tazón que la divierte.
 
Me veo y no miro, vaya espada
que hunde en la luciérnaga callada
un sueño de imágenes. Reflejos.
Mis ojos me miran. Los espejos
rematan imágenes perdidas
en la paz de estrellas repetidas.
 
Poemas pertenecientes al libro, LA SIMPLE VIDA, en preparación.
Ernesto R. del Valle
 

 


Una respuesta to “MIRARME A LOS OJOS”

  1. Bien, felicitaciones al autor y Literatura en breve por darnos la oportunidad de leer buena poesía. Felices fiestas de fin de año. Rossana Estrada Búcaro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: